sábado, 20 de enero de 2018

Nada ha cambiado



Todavía es pronto para que los constitucionalistas nos alegremos por el tono conciliador que empleó en su discurso el nuevo presidente del Parlament, Roger Torrent, con el que dio paso al inicio de una nueva legislatura en Cataluña. Quiso el señor Torrent glasear su discurso de bienvenida con frases edificantes: «Quiero contribuir a coser la sociedad catalana, y quiero que todos nos sintamos parte de este parlamento –dijo–. Creo que nuestro mundo tiene espacio para muchas verdades y no solo para una.», sentenció. Debo reconocer que sus palabras me sorprendieron. Por un momento, el ambiente ferroso del Parlament se había vuelto respirable. Xavier Albiol, Miquel Iceta e Inés Arrimadas asentían atónitos pero desconfiados, igual que muchos de los que veíamos la sesión parlamentaria desde casa. ¿Será verdad que quieren resetear y volver a la legalidad?, me pregunté. A penas había pasado un minuto de esto cuando Jordi Turull le pasó su teléfono al nuevo president del Parlament. Era Puigdemont. En cuanto Torrent se puso el teléfono en la oreja, su lenguaje no verbal le traicionó. Sus rasgos faciales solo mostraban gestos de gratitud y de aprobación. Y es que casi se podía oír lo que le decía Puigdemont: «Recuerda que ahí te he puesto yo». Nada ha cambiado, pensé, estamos igual o peor.
____________
COMPÁRTELO: 

viernes, 12 de enero de 2018

Podemos no hace autocrítica



La falta de autocrítica del secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, por los malos resultados que han obtenido en Cataluña, lleva a pensar que nos encontramos ante una formación que es incapaz de reconocer sus propios errores. Cuando obligaron a Albano Dante Fachin a presentar su dimisión por su escoramiento hacia el movimiento independentista, algunos albergamos la esperanza de que Podemos iba a retomar de nuevo la senda unionista con la que sus votantes siempre se han identificado. Sin embargo, en los mítines siguieron abrazando el independentismo. Muestra de ello es el reclamo que hacía Pablo Iglesias, a voz en grito, al término de cada acto electoral: « ¡Visca Cataluña libre y soberana!». Este y no otro fue el motivo por el que muchos de sus votantes decidieron el 21-D castigarles al confiar su voto a otra formación política, lo que hizo que obtuvieran tres escaños menos. Y mira que al líder morado se lo advirtió pocas semanas antes Carolina Bescansa: «Me gustaría un Podemos que le hablase más a los españoles y no sólo a los independentistas». Pero su consejo no sirvió de nada. En su análisis de lo ocurrido, Echenique apunta con dedo acusador a los medios de comunicación como únicos responsables de la debacle en Cataluña, por no querer hacerse eco de su agenda social. ¿Acaso la tenían?
____________
COMPÁRTELO:

martes, 9 de enero de 2018

¿Piove? Porco governo



Creo que ya va siendo hora de que empecemos a ser mayorcitos y nos demos cuenta que actuamos a veces de manera irresponsable y que esto nos lleva a tener problemas. Por mucho que nos empecinemos en echarle la culpa de todo al Gobierno, como graciosamente hacen los italianos: «¿Llueve? ¡Maldito Gobierno!», no es verdad. Esto lo digo a colación del caos que se ha vivido este pasado fin de semana en la A-P6 por el temporal de nieve. A pesar de que los meteorólogos avisaron dos días antes de que la cota de nieve bajaría hasta los 200 metros, y a pesar de que en los paneles de entrada hacia la AP6 se recomendase la obligatoriedad de llevar cadenas, 3.000 conductores obviaron deliberadamente estos consejos y pusieron sus vidas y la de los familiares que iban con ellos en una gravísima situación de riesgo. Decía Séneca que cuando se está en medio de las adversidades, ya es tarde para ser cauto. Gracias a Dios contamos con los efectivos de la UME para que puedan socorrer a los que adolecen de ser unos incautos. De no ser por ellos, hoy las banderas de España estarían izadas a media asta. Desde la página de la OCU veo que animan a los afectados a reclamar. Yo cambiaria «reclamar» por «reflexionar».
____________
COMPÁRTELO: 

jueves, 28 de diciembre de 2017

Sois policías, no las plañideras de España



Cada queja se ha de hacer en su momento. Y con la que está cayendo en Cataluña veo bastante mezquino que los guardias civiles y los policías nacionales que han sido trasladados allí para que se respete la Ley y la unidad de España se anden quejando por cicaterías como: la inhospitalidad de los camarotes del ¡ferry! en el que se alojan, que cobran 300 euros menos que los policías autonómicos o que les han dado en Nochebuena espaguetis para cenar. En otro momento, puede, pero ahora que estamos viviendo la crisis institucional más grave de nuestra democracia, no es de recibo que estén día tras día quejándose por bobadas. Aunque tengan razón, sus protestas están fuera de lugar. Les degradan. A lo mejor deberían fijarse en los compañeros militares que se encuentran en países de Oriente Medio jugándose la vida a 50 grados de calor, durmiendo en tiendas de campaña, comiendo lo que hay y sorteando bombas y yihadistas de verdad, de los que matan. Y de ellos solo se oye un reclamo: «¡Todo por la patria!». Para concluir, me gustaría dar unos datos a los sindicalistas del C.N.P y la G.C: El presidente del Gobierno cobra 86.000 euros, el de la Generalitat 120.000; el ministro del Interior, a quien lloráis, cobra 80.000 euros, el Conseller de Interior de la Generalitat, 100.000. ¿Qué os parece?
La Razón / English El Correo 
____________
COMPÁRTELO:

domingo, 17 de diciembre de 2017

Iceta abraza el independentismo



Acierta Inés Arrimadas cuando dice que Miquel Iceta está preparando un tripartito. En sus ensoñaciones el líder del PSC se ve como el futuro presidente de la Generalitat con el apoyo de ERC y de los 'Comunes'. En sus propuestas electorales hay constantes guiños hacia el independentismo y, en concreto, hacia los desiderátums que tienen estos dos partidos, como la quita de la deuda a catalana, una hacienda propia, la negociación con el Gobierno sobre un encaje ad hoc para Cataluña y –su última ocurrencia– pedir el indulto de los ‘presos políticos’, luego matizado. Solo le falta exigir que se pueda hacer un referéndum de independencia para que su programa sea un calco exacto del que proponen Oriol Junqueras y Xavier Domenech. Alguno habrá que se pregunte qué hace Iceta militando en el PSC. Cuando encuentre la respuesta que me lo diga. Y si encuentra cómo hacer que se vaya, también. Pues como sigan desde Ferraz dejándole hacer, pronto le vamos a ver gritando ¡república! con una estelada en su solapa. Y luego, ¿qué? ¡Ay, lo que daría porque ocupara su lugar Josep Borrell!
ABC / English / El Correo 
____________
COMPARTELO:

sábado, 2 de diciembre de 2017

Acato el 155. Pero poquito.



Una vez constatado que impera de nuevo la democracia y la legalidad en Cataluña, ahora cabe preguntarse si este hecho se ha producido como consecuencia de la aplicación del art. 155 o si bien se han producido porque la Jueza Carmen Lamena envió a prisión a «los Jordis» y gran parte del Govern de Cataluña, al tiempo que Puigdemont y algunos de sus exconsellers se escapaban cobardemente hacia Bélgica. Les aseguro que esta pregunta retórica que me hago no es baladí. Y pronto vamos a saber la respuesta. Ya que, según parece, el magistrado Pablo Llarena está dispuesto a sacar a estos golpistas de la cárcel incluso a sabiendas de que todos ellos le van enredar con un arrepentimiento mendaz. Ya se dio cuenta de esto cuando liberó a Forcadell –y así lo dejó escrito en su auto de liberación–, pero aun así, consintió. Dicen los juristas que la forma de actuar del juez Llanera es más garantista que la de la jueza Carmen Lamela. En fin, si por justicia garantista entienden que es aquella que permite al acusado tomar el pelo al magistrado, sí. Si no, no. En cualquier caso, de aquí a una semana seguramente les tendremos a todos en la calle. ¿Y después qué?  «Ara comença el Mambo!», que diría Anna Gabriel.
____________
COMPÁRTELO:

martes, 21 de noviembre de 2017

La Agencia del Medicamento dice «no» a Barcelona



A día de hoy, más de 2600 empresas se han ido de Cataluña. Y sumando. La inestabilidad política que vive esta región, como consecuencia de las quimeras de los independentistas, está haciendo que la comunidad más próspera de España esté a solo un paso de la quiebra. Literalmente. No ya por las empresas que se van –y por el paro que ello conlleva–, sino por las inversiones que han decidido dar marcha atrás justo cuando iban a cruzar nuestras puertas. El último «gran éxito» de los secesionistas lo acabamos ver materializado en el voto en contra que le han dado muchos países europeos a la candidatura de Barcelona, ciudad que aspiraba albergar la sede de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). De poco o nada han servido las gestiones diplomáticas al más alto nivel para ganar votos. Se han movilizado desde el rey Felipe VI, al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los ministros de Exteriores, Alfonso Dastis, y de Economía, Luis de Guindos. Sin embargo, aunque la capacidad de influencia que hemos usado ha sido grande, el miedo que ha mostrado la UE a que la sede del Medicamento pueda estar en Barcelona ha sido aún mayor. El 21-D, elecciones en Cataluña. Tomen nota de lo ocurrido. Todo puede ir a peor.
____________
COMPÁRTELO:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero