jueves, 27 de abril de 2017

Amenaza a los funcionarios



El Gobierno debe pronunciarse de manera inmediata ante las reiteradas amenazas que están recibiendo los funcionarios de Cataluña por parte de algunos parlamentarios de JxSí si éstos se niegan a obedecer la Ley de Transitoriedad Jurídica –que establece las bases para la desconexión con España– y que será aprobada este verano en el Parlament de Cataluña. «Sufrirán y serán sancionados, incluidos los Mossos reacios al proceso soberanista si rechazan cumplir con la nueva ley», ha llegado a decir el parlamentario de JxSí Lluís Llach en varias de sus charlas independentistas. Unas declaraciones que son del todo inaceptables. Por tanto, es realmente necesario que el Ejecutivo mande a los funcionarios catalanes un mensaje tranquilizador de apoyo y que se ofrezca a buscar una solución para poder sacarles del secuestro político en el que se encuentran.
____________
COMRÁRTELO: 

martes, 25 de abril de 2017

Elecciones en Francia



El resultado de la primera vuelta de las elecciones francesas me ha dejado francamente preocupado. Los populistas de izquierda y de derecha juntos han sacado más del 40% de los votos. Los socialistas están en caída libre, a un paso de desaparecer del espectro político, ya que solo han podido obtener el 7% de las papeletas. Los republicanos han podido salvar los muebles, con el  20% de los votos, pero con este resultado no podrán pasar a la segunda vuelta. Así las cosas, todo indica que Francia se ha dejado contagiar por el «totum revolutum» político que se vive a nivel mundial. La corrupción, el terrorismo y la xenofobia se han visto reflejados una vez más en las urnas. El próximo 7 de mayo Le Pen y Macron lucharán por la presidencia de Francia en la segunda vuelta. Los europeístas de pro tenemos la esperanza de que gane el centrista Macron, para que las relaciones entre Francia y la UE sigan como hasta ahora. Pero si es la ultraderechista Le Pen la que se hace con la victoria, la cosa cambia. Ya que a Le Pen le seduce la idea del «Frexit». Y si este escenario se produce, ya se pueden olvidar del euro, de la zona Schengen o del mercado único. La salida de Francia de la UE supondría un choque de consecuencias desastrosas para ambos. Sería imposible de soportar.
____________
COMPÁRTELO:

jueves, 20 de abril de 2017

May y el Brexit duro



El anuncio de la primera ministra británica, Theresa May, de convocar elecciones anticipadas en Reino Unido el próximo 8 de junio ha sorprendido a propios y a extraños. Y la pregunta que ahora todos nos hacemos es: ¿esto será bueno o malo para este país y para la Unión Europea con respecto al desarrollo de las recién comenzadas negociaciones del Brexit? Y la respuesta, a mi entender, es que será malo. Todo apunta a que Theresa May desea convocar elecciones con el único fin de consolidar su posición aprovechando que las encuestas sitúan al Partido Conservador 21 puntos por delante del Partido Laborista. Si las urnas confirman lo que dicen las encuestas, Theresa May obtendría una victoria aplastante y estaría legitimada para enfrentarse a Bruselas y poder cumplir con total impunidad la amenaza que tantas veces ha repetido: «Hard Brexit» –Brexit duro. Algo que parece desear ciegamente. Recordemos que fue ella la primera persona que mencionó esta forma de separación. Por otra parte, un buen resultado en las urnas le daría también la oportunidad de deshacerse de los parlamentarios díscolos que tiene dentro de su partido. «Para mí todo son ventajas», habrá pensado May. Sobre el devenir de los demás, dudo mucho que haya pensado nada.
ABC / English
____________
COMPÁRTELO:

miércoles, 12 de abril de 2017

Cacería de cristianos



Hay que tener mala sangre para perpetrar dos atentados terroristas contra dos iglesias que se encuentran llenas de feligreses festejando el Domingo de Ramos. El pecado se resume con cifras: 45 personas murieron en dichos ataques y otras 140 resultaron heridas. Y tiene fecha y lugar: ocurrió el pasado domingo en dos iglesias coptas del Cairo. El Estado Islámico (IS) ya ha reivindicado la autoría de ambos ataques. Si Dios quiere, «Insha'Allah», quizá logremos encontrar algún día el mandamiento de la Sharía que aconseja a estos insensatos a obrar de esa manera tan cruel y sangrienta con la que actúan. Aunque lo dudo. Siempre he creído que el mayor enemigo de los extremistas es la voz subversiva que les habla dentro de su cabeza. Una voz que les llena el cerebro de odio y serrín. En el fondo, solo les falta el diagnóstico que certifique la esquizofrenia que sufren. Por mucho que las autoridades intenten convencerme de que el terrorismo islámico es la consecuencia de las incursiones bélicas de Occidente en el Medio Oriente, no me lo creo. Esto es lo que siempre fue: una guerra santa contra el infiel.
____________
COMPÁRTELO:

domingo, 9 de abril de 2017

El ataque a Siria




Por mucho palmero que le haya salido a Donal Trump en la ONU y en la OTAN por los 56 misiles Tomahawk que ha lanzado a una base aérea controlada por Bashar al-Assad, no me van a convencer a mí también para que le aplauda. Era obvio que el ataque químico que el dictador al-Assad perpetró el pasado martes en la provincia de Idlib merecía una respuesta contundente. Pero las prisas que siempre tiene EE UU por despuntar y por actuar unilateralmente, sin consenso, nos pone a sus aliados continuamente en serios bretes, ya que sus intervenciones bélicas acaban siendo verdaderas chapuzas que después debemos solucionar. De botón de muestra lo que hicieron en Irak o Afganistán. Desconozco cuál debería haber sido la represalia correcta por el ataque químico que se cometió en Idlib. Al igual que tampoco lo sabe el Consejo de Seguridad de la ONU porque EE UU no dio tiempo para discutir el tema. Lo que sí sé es que tanto Donal Trump como Vladimir Putin están utilizando el conflicto de Siria para fines propios. El primero para solapar su pésima gestión de Gobierno, y el segundo para acabar con los radicalistas chechenos ubicados en Siria. Está claro que a ninguno de ellos este país les importa nada. 
La Razón / English
____________
COMPÁRTELO:

martes, 4 de abril de 2017

Qué gran error va a ser el ‘Brexit’



Me da la impresión de que los británicos se preparan el té demasiado fuerte últimamente. No sé, les noto como enervados. Diría, incluso, que han perdido el norte. Y si no lo han hecho todavía, poco les falta: Escocia prepara irse de Reino Unido en otoño del año que viene. Y el Úlster ya está pensando decirles «adiós» cuanto antes y unirse a Irlanda del Sur. Como siga yéndose gente de Reino Unido, la guerra que nos quieren declarar a los españoles por intentar quedarnos con Gibraltar la vamos a ganar fijo. Decía mi abuela que el sobre del té hay que dejarlo reposar un par de minutos. No más. Porque si no te pone más nervioso que las maracas de machín. Que esto fue seguramente lo que le pasó al ex primer ministro David Cameron: se lo tomó oscuro, se vino arriba, puso las urnas, salió el ‘Brexit’ y, desde entonces, los ingleses avanzan pero sin dejarse ni un solo  charco sin pisar. El ex viceprimer ministro británico, Michael Heseltine, ha dicho al respecto: «El ‘Brexit’ es el mayor error desde la Segunda Guerra Mundial». Estoy de acuerdo. Cuando empiecen a sufrir las consecuencias de las quijotadas que están haciendo, van a querer tirarse todos desde los balcones de los hoteles de Tenerife hacia sus piscinas. Sin agua.
____________
COMPÁRTELO: 

sábado, 14 de enero de 2017

¡Pobrecito!, que le han hackeado




Ángela Merkel, François Hollande y otros 33 líderes mundiales todavía están esperando a que el presidente Barack Obama se digne a pedirles disculpas por las escuchas ilegales que los servicios de espionaje estadounidenses les hicieron cuando pincharon sus teléfonos privados en 2013 (Caso Snowden). Me sorprende, por tanto, la falaz sorpresa con la que se muestran algunas instituciones de EEUU al darse cuenta de que Rusia hackea y comete las mismas injerencias ilegales que practican ellos. Barack Obama jamás debió haber utilizado el espionaje como «ventilador de porquería» para ensuciar el triunfo de Donald Trump. Su delfín, Hilary Clinton, perdió las elecciones porque los electores vieron que su política iba a ser continuista. A ella la ven como la personificación del ‘establishment’. Y los vientos que soplan en todo mundo van en contra del sistema, por permitir que las desigualdades sociales y económicas vayan cada vez a más. Con su teoría conspiranoica, Obama no solo está consiguiendo enfangar el traspaso de poderes, sino que está enfrentando a las agencias de inteligencia entre sí y las está poniendo en contra del futuro presidente. Y al resto del mundo nos obliga a postularnos sobre un asunto de espionaje que ni nos viene ni nos va.
La Razón / English / El Mundo
____________
COMPÁRTELO:

Share This


Recibe actualizaciones en tu Email

Trumblr

Nos Visitan desde:

Onda Cero